Domingo, 21 2019 Abril

 

El CICESE recibe, por segunda ocasión, distinción como Oficina de Transferencia Tecnológica

05-Septiembre-2018

Desarrollar proyectos académicos y de vinculación entre el CONACYT y otras Oficinas de Transferencia Tecnológica (OTT), así como mayor interrelación entre emprendedores, empresas, mercados e inversionistas, son algunos de los beneficios que brinda el ser reconocido como una OTT.

Una OTT es una entidad pública o privada que sigue buenas prácticas en temas de transferencia de tecnologías. En el caso del CICESE, la OTT es la Dirección de Impulso a la Innovación y el Desarrollo (DIID).

“El CONACYT, en conjunto con el Fondo Sectorial de Innovación - Secretaría de Economía, buscaron formas para que las OTT adoptaran estándares y formas de trabajo que a nivel mundial se consideran apropiadas para que todos los procedimientos de transferencia de tecnología se hagan de manera correcta y obtengan los mejores resultados. De ahí crearon el sistema de reconocimientos”, comentó la MC Concepción Mendoza Díaz, directora de la DIID.
El primer reconocimiento que obtuvo la DIID como OTT fue en el periodo de 2013 al 2015. Para esta convocatoria la distinción abarca el lapso de 2018 a 2020. Cada solicitante debe comprobar que sigue con las prácticas recomendadas por el CONACYT.

Mendoza Díaz indicó que para ser reconocido debes evidenciar cuánto personal labora en tu OTT, qué perfil tienen y qué capacidades y habilidades tiene el equipo de trabajo en lo individual y en su conjunto.

“También evalúan el acervo en términos de experiencia; es decir, procedimientos de patentes y cómo lo hemos manejado. Solicitan información acerca del portafolio de proyectos y cómo se gestiona y maneja. Si tenemos mapas de ruta para la comercialización de nuestros productos. Si los procedimientos están descritos y son conocidos por todos; temas de licenciamiento, gestión con empresas, todo lo que tenga que ver con transferencia de conocimiento”, explicó.

Una de las grandes fortalezas de la DIID –indicó Mendoza- es su recurso humano. Se ha invertido en que los trabajadores tengan conocimientos sólidos al respecto, han participado en capacitaciones coordinadas por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el Fondo Sectorial de Innovación - Secretaría de Economía, los Nodos Binacionales de Innovación (NoBi) del CONACYT, así como estancias en el extranjero.
“Lo más fuerte de la DIID es nuestro personal. Afortunadamente el CICESE nos ha apoyado en esta área, porque hay OTT que tienen a dos personas trabajando. Sé que hay muchos retos, el tema no es fácil y nuestro centro es muy diverso. Tenemos pocos casos de licenciamiento y de transferencia, por ello debemos apostarle más a la difusión de una cultura de la propiedad intelectual para que nuestro inventario crezca en la magnitud de la institución”.

El CICESE también forma parte de la Red OTT México. Esta asociación sin fines de lucro la conforman alrededor de 58 representantes, entre los que se encuentran OTT, universidades, centros públicos CONACYT, consorcios y empresas privadas.

Algunos objetivos de la red son: intercambiar experiencias en el área de transferencia de tecnología, fortalecer el ecosistema de innovación en México, así como promover la interacción entre la industria, academia, gobierno y sociedad.