Miércoles, 24 2018 Octubre

 

Investigador descubre nueva especie de abanico de mar

06-Septiembre-2018

Una buena noticia para el medio ambiente y la biodiversidad mexicana se ha dado a conocer recientemente por el profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Dr. Carlos Armando Sánchez Ortiz; se trata del descubrimiento de dos nuevas especies de abanicos de mar, pertenecientes a los géneros “Eugorgia” y “Leptogorgia”, en las profundidades del archipiélago de Revillagigedo, situado a 403 km al suroeste de Cabo San Lucas, BCS.

El catedrático del Departamento Académico de Ciencias Marinas y Costeras, quien por más de 24 años ha estudiado diversas especies marinas, menciona que durante una expedición que hizo junto con especialistas de National Geographic tuvo la oportunidad de bajar a las profundidades en submarino.

“Hace 2 años hicimos el viaje de investigación a las Islas Revillagigedo. Tuvimos la oportunidad de bajar a las profundidades y aunque esta especie se encuentra a 20 metros, ahí las encontramos a 70 ó 100 metros. Una vez ubicada, pudimos observar su medio, recolectar ejemplares y posteriormente hacer la descripción correspondiente, proceso que toma mucho tiempo”.

Comentó que ambas especies descubiertas son microanémonas, es decir pequeños animales que construyen colonias llamadas abanicos de mar, los cuales son el grupo dominante de invertebrados marinos en arrecifes rocosos y pueden llegar a formar grandes extensiones de bosques submarinos. Tienen una coloración muy variada, con un rango policromático de amarillo, naranja, rosa, rojo y púrpura en colonias vivas y secas.

“Particularmente, las especies de Eugorgia y Leptogorgia son bastante similares ya que ambas muestran variables estructuras de ramificación que crecen tupidas y arborescentes. El principal carácter morfológico para distinguir ambos géneros es la presencia de escleritos, es decir placas endurecidas de cutícula formadas por quitina y proteínas, lo que forma parte de su exoesqueleto y se encuentra delimitada por suturas, surcos o articulaciones; con mayor presencia en la primera que en la segunda”, señaló el catedrático, quien es responsable del Laboratorio de Fauna Arrecifal de la UABCS.

Referente a su descripción, el investigador dijo que es algo muy complicado de hacer, pues aunque existe literatura al respecto, ésta es muy antigua y solo se encuentra disponible en museos de Inglaterra, Nueva York o San Francisco; sin embargo, todo esto se llevó a cabo para poder determinar que eran especies nuevas; además de comparaciones y revisiones a través de microscopio.

Dijo que de acuerdo a las observaciones de buceo que se han hecho en casi 200 lugares de entre 1995 y 2016 a lo largo del Pacifico Mexicano y Golfo de California, indica que las dos nuevas especies son endémicas del lugar, o sea que se encuentran únicamente en las Islas Revillagigedo, hogar de otras especies endémicas debido a su separación continental.

En cuanto a la importancia ecológica, el Dr. Sánchez Ortiz informó que son lugares que se constituyen como zonas de refugio y crianza de muchas especies arrecifales, porque son bosques enteros los que se forman de abanicos de mar.

Al igual que las medusas o anémonas, los abanicos son organismos que viven en colonia, por lo que muchas veces se confunden con organismos vegetales. Sin embargo, a diferencia de los corales, presentan un esqueleto calcáreo externo y uno córneo interno que sirve de matriz de unión a pequeñas espículas calcáreas que proporcionan rigidez al organismo. Dicha osamenta está rodeada por una corteza blanda en la que se alojan los pólipos, de 8 tentáculos, característica que los engloba dentro de los octocorales.

El investigador de la UABCS señaló que en el mundo existen aproximadamente 2 millones de especies descritas, de las cuales tienen que ser identificadas por proceso de taxonomía para proponerlas y darlas a conocer a la ciencia. De igual manera agregó que se estima, faltan 8 millones de especies por describir.